Saltar al contenido

Doblete de Ciencias Sociales y Naturales contra el deficiente Conocimiento del Medio

Ciencias Sociales y Naturales

Los alumnos de 1º, 3º y 5º de Primaria tendrán a partir del próximo curso un “dos por uno” en la lista de asignaturas. Conocimiento del Medio Natural, Social y Cultural se desdobla con la LOMCE en Ciencias de la Naturaleza y Ciencias Sociales, ambas como materias troncales, un regreso si se quiere a la división de la antigua Educación General Básica (EGB) con el que se pretende reforzar las competencias científicas de los alumnos españoles.

El cambio de temarios, horarios y libros de texto (es de suponer que habrá uno más que añadir a la cesta) atañe no sólo al aprendizaje de los alumnos sino también a la formación y organización de profesores y colegios. Inquietud, por tanto, como suele ocurrir a la hora de afrontar cualquier novedad, y expectación ante la concreción de las nuevas materias que, cabe recordar, se imparten en inglés en los colegios bilingües.

Diferente metodología

¿Era realmente posible conciliar el estudio de la Biología con el de la Historia? ¿Tenía sentido agrupar las Ciencias Naturales y Sociales en un mismo bloque? “Parece lógico separar campos tan distintos en dos áreas diferentes. La didáctica de ambas difiere considerablemente”, explica Pablo Canosa, subdirector de Educación de Fomento de Centros de Enseñanza, quien precisa que “las Ciencias Naturales deberían partir de la experimentación y aproximar a los alumnos al método científico, mientras que las Ciencias Sociales son más dadas a la abstracción”.

¿Cómo han llegado los alumnos a Secundaria después de este conglomerado de Conocimiento del Medio? “Llegan mal, no sólo en Ciencias sino en todas las asignaturas, porque no hay ningún filtro y acumulan los problemas. Sólo hay que ver PISA”, responde el presidente de la Asociación Nacional de Catedráticos de Bachillerato (Ancaba), Felipe de Vicente. “Completamente a favor de todo lo que sea especialización, tanto para los alumnos como para los profesores”, De Vicente se refiere, en este sentido, a un estudio sobre Matemáticas realizado por el Consejo Escolar del Estado que vincula una enseñanza más específica con unos mejores resultados.

Formación escasa

Y después viene la Universidad, donde “objetivamente, en comparación con los países de nuestro entorno, el número de titulados universitarios españoles en carreras de ingeniería o científicas es menor”, tal y como apunta el secretario de Organización del sindicato de profesores ANPE, Javier Carrascal, para quien el desdoblamiento se presenta como “una decisión que puede ser acertada”.

“El cambio en sí mismo no es malo por cuanto es cierto que la programación y los temarios pueden ser distintos”, señala el secretario general de la Confederación de Centros de Enseñanza, Francisco José Flores, aunque puntualiza que “también es cierto que hay que tener cuidado, ya que puede tener consecuencias no deseables o, incluso, ser peor el remedio que la enfermedad”.

Efectos como “un posible encarecimiento de materiales. ¿Hasta ahora un libro y ahora dos?”, o en el hecho de que puede “perjudicar la organización, autonomía y proyecto curricular o lingüístico” del colegio. Y es que, “en algunos centros, toda o parte de la materia del Conocimiento del Medio se impartía en L2, es decir, en una segunda lengua; por ejemplo, de cuatro horas semanales se imparten una o dos en inglés”. ¿Qué ocurre ahora? “Es mucho más complicado dar el 50 por ciento de una de las dos materias en inglés, ya que se queda con una hora semanal o hay que impartir las dos…”. “No siempre en educación, aunque parezca sorprendente, cuatro es lo mismo que dos más dos”, concluye.

Con todo, precisa Javier Carrascal (ANPE) que, en la actualidad, “el horario escolar de Conocimiento del Medio es de cuatro horas semanales y es de suponer que, cuando se promulgue el real decreto del currículo básico de la Educación Primaria, y las administraciones educativas completen los contenidos y estándares de aprendizaje, se siga manteniendo el mismo número de horas, con dos para la materia de Ciencias de la Naturaleza y otras dos para Ciencias Sociales”.

Formación docente

A la pregunta de si puede dar ambas materias el mismo profesor, el secretario general de CECE responde que, “al tratarse de Primaria, donde el tutor es más generalista, es de suponer que sí, pero la organización horaria puede complicar algunos de estos aspectos”, mientras que el presidente de Ancaba sugiere, por su parte, la posibilidad de que haya una mayor formación y especialización de los docentes en el Grado de Magisterio, especialidades que en la actualidad pasan en Primaria por áreas como Música, Educación Física o Lengua Extranjera.

Opinión la de Ancaba en la que viene a incidir el subdirector de Fomento de Centros de Enseñanza, que considera que el desdoblamiento “exige una preparación más especializada para cada una de ambas áreas. Hoy por hoy, muy pocos docentes poseen tal especialización”. Para Pablo Canosa, por lo demás, la nueva configuración “no tiene por qué afectar al reparto horario del resto de asignaturas”, ya que “podría organizarse por cursos, por trimestres…, por ejemplo, los cursos impares Ciencias Naturales, los pares, Ciencias Sociales, o cada trimestre dedicado a una de las áreas: así, cada dos años se habrán dedicado tres trimestres a cada área”.

Asignaturas troncales

Cabe subrayar aquí que en el proyecto de Real Decreto por el que se establece el currículo básico de la Educación Primaria no aparece ni se concreta el horario de atribución docente, pues dependerá de cada comunidad autónoma y centro educativo. Solo se establece que al menos el 50 por ciento del horario debe ser atribuido a las asignaturas troncales, como son Ciencias de la Naturaleza y Ciencias Sociales.

“Se ha producido un cambio radical en el planteamiento curricular, ya que el porcentaje competencial que se establecía para las enseñanzas mínimas desaparece y, además, el horario lectivo mínimo del bloque de asignaturas troncales se fijará en cómputo global para toda la Educación Primaria”, recuerda a su vez el secretario de Organización de ANPE, quien igualmente indica que la medida “no tiene por qué afectar al horario lectivo del profesorado ni a los horarios escolares”.